Ciervo

la berrea del ciervo

El ciervo común

Una especie introducida en Asturias  a medidos del S. XX

ciervo machos

El ciervo común  es un herbívoro de gran tamaño. Los machos pueden  llegar a pesar 200 kg y presentan ademas, unas  cuernas que renuevan cada año y  que pueden llegar a tener unas 10 o 12 puntas y hasta 1 metro. Estas características hacen  de este cérvido una de las presas más valoradas  para los cazadores de caza mayor. Las hembras por otro lado, son mas pequeñas y sin cuernos,  su  gestación dura unas 8 meses  y a finales  de mayo o comienzos de junio nace un cervatillo, raras veces dos, de color rojizo con manchas blancas .

El ciervo habita  principalmente en las zonas montañosas,  donde pueden alternar las zonas de pasto con los bosque frondosos donde ocultarse. Durante los meses de invierno desciende a los valles donde  pueden encontrar mas pasto y huir del lobo,  teniendo en cuenta que sus finas patas y su peso hacen que se hunda en la nieve. Es durante estos meses de invierno cuando los machos pierden también su cornamenta.

Las hembras viven en manadas con sus cervatillos mas jóvenes mientras que los machos se mueven de forma mas solitaria. Solo a finales de verano con la bajada de las temperatura , el acortamiento de los días y los primeros frutos de otoño  las hembras entran en celo y los machos intentan reunir a su lado el mayor número de hembra posibles. Comienza el periodo de berrea  y los machos emiten un sonido ronco  delimitando así su territorio del resto de ciervos. Solo los machos mas fuertes conseguirán aparearse con las hembras, realizándose así una selección natural de la especie.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada

top